Testimonio


TESTIMONIO
Desde hace años difundo la espiritualidad Concepcionista inspirado por la Santísima Virgen María Inmaculada que me abrió los ojos del alma cuando escuché algunos pasajes meditando en oración intensa la revelación privada más amada y controvertida; la “Mística Ciudad de Dios” Narrada por la Santísima Virgen Inmaculada a la Venerable Sor María de Jesús de Ágreda (1602–1665); una Santa en potencia por gracia de Dios y para la gloria de Dios. Sor María de Jesús de Ágreda. La Venerable Madre de Ágreda o bien la Dama de Azul como se la conoce en el sur de EEUU. 
Tomé la decisión en el año 2002 de darla a conocer a través de “Primer Cenáculo Virtual de María Reina de la Paz” y darme cuenta que no era conocida en Sudamérica esta impresionante revelación, ni siquiera la Orden de la Inmaculada Concepción; orden a la que pertenecía la Venerable Madre de Ágreda. Fue al poco tiempo que me contactó una monja Concepcionista quien me manifestó que estaba asombrada de que diera a conocer su obra en América del Sur… Así fue como hicimos una gran amistad y, la Abadesa y monjas del Monasterio de Ágreda tomaron conocimiento de mi sitio web en el cual editaba y difundía la “Mística Ciudad de Dios” en el Cenáculo Virtual. Me ocurrieron muchas cosas desde ese entonces hasta la actualidad, envié mi testimonio al Monasterio de Ágreda que fue publicado en el boletín mensual que se envía a todo el mundo.
Me propuse entonces trabajar desde mis sitios como colaborador y difusor de la causa de beatificación de la “Venerable Sor María de Jesús de Ágreda”, con mucho sacrificio. Siempre he contado con la ayuda y aprobación implícita de la Orden de la Inmaculada Concepción. Para publicar y dar a conocer la Mística Ciudad de Dios era imprescindible presentar a Sor María de Jesús de Ágreda en su biografía; pero a la vez no podía omitir a la Orden a la a que pertenecía la Venerable; y por ende a su fundadora; “Santa Beatriz de Silva”, cuya vida fue predestinada por la Virgen Inmaculada quién salvó su vida y le encomendó la fundación de la Orden de la Inmaculada Concepción; cuando aún no estaba proclamado el dogma de la Inmaculada Concepción… Así fue como comencé a descubrir y amar a la Mística Orden Concepcionista y no deja de sorprenderme cada vez más…
Mi testimonio es simplemente sumar colaboración a la causa de su beatificación para la gloria de Dios. Trabajar para las cosas de Dios no es fácil, pero tampoco es imposible. Con la ayuda de María Santísima y de nuestro Señor Jesucristo pude darla a conocer publicando la obra completa. Aún así, les aseguro que siendo muchos, somos pocos. Agradezco a Sor María Fátima;  su colaboración y si disposición en todo, al Padre Andrés Benitez que me impulsó desde el comienzo a dar a conocer la espiritualidad mariana en la internet con sus sabios e iluminados consejos, al Padre Verde, sacerdote teólogo Dominico y de profunda devoción mariana quien me fue guiando y bendijo el Cenáculo Virtual junto al Padre Andrés; y a mis amigos más cercanos que me ayudaron a discernir que esta misión tenía que llevarse a cabo contra viento y marea. Comencé entonces a publicarla a fines del año 2002 en mensajes diarios  finalizando en 2005.
Es importante tener en cuenta que la lectura en la internet es muy agotadora y quienes estén interesados pueden adquirir el libro comprándolo en el Monasterio de Ágreda. Es un libro para meditar toda la vida, que nos lleva a profundizar lo Sagrado del amor de Dios ya expresado en los evangelios pero perfumados por las doctrinas reveladas por María Santísima, quien nos revela a su Hijo Jesucristo como Madre de Dios, como Hija de Dios Padre y como Esposa de Dios Espíritu Santo. Toda llena de virtudes amorosas, Omni-suplicante Potencia, Celestial Princesa desde el principio, cristalina, pura y exenta de la culpa del pecado original por voluntad de Dios. Coronada con la triple diadema de Poder; Sabiduría y Amor por la Santísima Trinidad María nos lleva a Dios a través de nuestro Señor Jesucristo quién murió en la Cruz por nuestros pecados. Para la gloria de Dios.

 

Ricardo Romero: Difusor de la Orden de la Inmaculada Concepción y de la causa de la beatificación de la Venerable Sor María de Jesús de Ágreda, autora de “Mística Ciudad de Dios.  www.mensajeromariano.wordpress.com